Radio en VIVO

De su interés

UN NUEVO MUNDO GENERA EL COVID 19

 


La pandemia generada por el Covid 19 y las cuarentenas que trajo con ella también produjo una serie de eventos positivos que nos muestran como el mundo puede ser mejor en especial si la solidaridad se convierte en parte de nuestras vidas.

Uno de los mejores ejemplos lo ha generado el Larkin Hospital de la ciudad de Miami y presidido por el medico barranquillero Jack Mitchel, quien visualizó la llegada de la pandemia antes que se hiciese pública y tema de angustia en el mundo entero, preparando los tres hospitales que constituyen la red del Larkin Hospital. Adquirió una serie de equipos, entre ellos para hacer pruebas, el personal se capacitó y decidió colaborar con la comunidad hispanoamericana traduciendo al español y otros idiomas como el creole, de la aplicación rastreadora de contactos, contact manager, que se considera como la mejor forma de combatir el Covid 19, mientras se produce y generaliza una vacuna. Esta aplicación, de manera totalmente gratis, está a disposición en Internet y permite, hacer seguimiento de los contactos que tiene una persona contagiada y hacerles seguimiento creando un cerco que impide su expansión. 

De esta manera, gente de toda América tomó el curso y se ofrecen como voluntarios para hacer el rastreo de contactos. Hoy está aplicación y sus similares, se han convertido en la gran herramienta para combatir la expansión del virus. 

Cada semana, normalmente vía Zoom, el doctor Mitchel lidera una reunión a la cual se unen médicos de todo el mundo para contar sus experiencias y sugerir métodos con los que se puede combatir el virus.

Pero a su vez las personan que han hecho el curso de rastreo de contactos, una vez al mes se reúnen, también vía Zoom, para presentarse, compartir experiencias, conocer gente de otros países y pasar un agradable rato, que normalmente termina con graciosas historias, poesía y canto desde las diferentes ciudades donde se encuentran. 

El primer encuentro se tuvo el siete de septiembre y en medio de la tensión que se tiene por la pandemia, resultó una divertida reunión donde cada uno expone sus talentos y coloca a servicio de los demás sus conocimientos y sus talentos con el canto, la guitarra y cualquier instrumento disponible.


Alejandro Curbelo, un cubano de nacimiento y residente en México es uno de los promotores y gran apoyo para el doctor Mitchel y para los rastreadores de contactos, apoyándolos en todos los inconvenientes que se presentan. ¨ya somos más de 19 nacionalidades los que participamos y en cada reunión más de 60 personas asisten para conocerse y pasar unos relajantes momentos¨ nos dice Curbelo. 

Muchos de los participantes son hispanos que residen en Miami, pero que no olvidan sus raíces y que han aprendido que apoyar a otros es siempre gratificante y satisfactorio. Colombianos, cubanos, dominicanos, ecuatorianos, peruanos son algunos de los grupos más activos y que siempre están presentes. En algunas ocasiones las lágrimas se hacen presentes al recordar canciones de sus países de origen, como sucedió en la primera reunión cuando la esposa del médico Jack Mitchel nos sorprendió acompañada de su guitarra cantando ¨Yo me llamo Cumbia¨, algo icónico para los colombianos

Esta pequeña OEA, donde no hay intereses particulares, fuera del deseo de servir y hacer un aporte a la comunidad en general, han contribuido en la firma de convenios con entidades de sus países de origen, tales como facultades de medicina, clubes de rotarios y leones, cámaras de comercio y todo tipo de agrupaciones. De esta manera el grupo de rastreadores se expande y se adquieren conocimientos y se visualizan formas que permitan aumentar la integración.

Y lo más importante es que este solido grupo, estará disponible para cualquier otra emergencia que se produzca en el mundo y ya algunas alertas están advirtiendo de otras posibles situaciones que nos obligaran a ser más solidarios y capaces de reaccionar de una rápida manera, ya que han aprendido que lo que le sucede al vecino, probablemente lo afectara también de alguna manera.

Quien escribe este articulo puede dar testimonio que esta reunión hispana de buena voluntad lo ha enseñado a ser mejor persona, más solidario, entender mejor otras personalidades, con mayor conocimiento sobre la pandemia y la necesidad de aportar, así sea poco notorio, su aporte para beneficio de toda la comunidad. Gracias rastreadores.

 

No hay comentarios