Radio en VIVO

De su interés

Nadie es poeta en su tierra.


Manuela Lozano, joven estudiante y escritora Colombiana.

  • Por Enrique Molano
  • cemolano@gmail.com

Este es el caso de la joven colombiana Manuela Lozano de 18 años de edad, quien se trasladó con su familia hace doce años a la ciudad de Barcelona, España.

Manuela ha estado vinculada a nuestra región desde su bisabuelo, Antonio Guerrero, un alto militar colombiano, quien adquirió una casa en Anapoima y desde entonces sus descendientes han mantenido propiedad en este municipio donde suelen pasar puentes y temporadas de vacaciones.

La joven, que espera ingresar a la facultad de medicina, siguiendo la carrera de su madre, decidió participar en los ¨Juegos Florales¨ un concurso que anualmente realizan los colegios de propiedad de los jesuitas y en el cual pueden participar los jóvenes que se encuentran en los dos últimos años de su bachillerato y que les exige presentar sus trabajos tanto en Catalán como en español, ante estrictos jurados que los juzgan en los dos idiomas.

Manuela decidió participar y para sorpresa de muchos, al no ser el catalán su idioma natal, ocupó el primer lugar el 23 de abril, lo que le otorga un puntaje adicional de 10 unidades a su promedio de calificaciones escolares, facilitándole su acceso a la universidad.

No es extraño que Manuela, tenga una vena artística en su vida. Por el lado de su padre Julio Alberto Lozano, han estado vinculados, desde su otro bisabuelo, a la industria gráfica y su padre, administrador de empresas y diseñador gráfico, manejó varios años la empresa, antes de trasladarse a Barcelona.

Manuela ahora está concentrada en su ingreso a la universidad y a la práctica del baloncesto, deporte que realiza muy bien aprovechando su estatura cercana a los 1.80 mts.

La siguiente es la poesía con la cual la colombiana Manuela Lozano, gano el concurso de los Juegos Florales y recuerden ese nombre pues seguramente sabremos mucho mas de ella en sus desarrollos futuros.

CARTA A MI PEQUEÑO ADOLESCENTE

Querido adolescente que tan grande te crees, pero cuanto te queda por crecer y madurar.

Tantos son los años que tienes por delante, una vida entera llena de sueños, ilusiones, experiencias, aunque también de frustraciones, enseñanzas y decepciones.

Más de una vez sientes que la vida se te escapa de las manos,

que el reloj juega contra ti y te quita lo más preciado, el tiempo. TU tiempo.

Que concepto tan abstracto y a la vez tan habitual y común.

Pero ¿qué es el tiempo? ¿Es realmente un factor limitante?

Te deben preocupar tal y como lo hacen aquellas pequeñas manecillas que se baten en duelo.

Como el día lo hace contra la noche.

Tal y como gira el planeta alrededor del sol, tú lo haces en torno al tiempo.

Pero si tan solo te pararas a disfrutar, a vivir y a sentir cada emoción al ritmo de tu corazón, comprenderías que lo trascendental no es vivir tu vida sino más sino gozar de ella.

Por mucho que se te presente el día como oponente, te brinda un nuevo amanecer, una nueva página en blanco y nuevas oportunidades, así que tómalas, ensilla tu caballo y lánzate.

Disfruta de todo, de cada detalle e instante, de tu entorno, y de tu menguante adolescencia.

Prueba cosas nuevas, experimenta emociones, atrévete a decir lo que piensas y vuela, vuela como tú quieras volar porque este es tu viaje y solo depende de ti hacer de esta odisea una experiencia única.  

 

No hay comentarios