publicidad

De su interés

Perdidas humanas en Cachipay y Viotá

 Siete víctimas fatales en emergencia en Cachipay y Viotá

• El Mandatario expresó su solidaridad con los familiares.

• Advirtió que persisten las labores de rescate de las 2 personas que siguen desaparecidas.

• Dijo que hay daños en más de 90 vías secundarias, terciarias y corredores principales.

• Manifestó que persiste la alerta en todo el departamento.

A siete se elevó el número de personas muertas en estas dos municipalidades, como consecuencia de los fuertes aguaceros que cayeron en la noche del jueves.

Así lo confirmó el gobernador de Cundinamarca, Nicolás García Bustos, quien desde las primeras horas de este viernes ha coordinado la atención de la emergencia con las administraciones municipales, los cuerpos de socorro y los organismos de seguridad.

Balance


Estado de terreno en el municipio de Viotá, donde la quebrada la Tilama ubicada en la vereda de Libera, cambió su curso ocasionando cinco desaparecidos, de los cuales han sido rescatados cuatro cadáveres.

García Bustos confirmó que, en Cachipay, pasó de uno a dos la cifra de personas fallecidas. En esta municipalidad, a 53 kilómetros al oriente de Bogotá, se desprendió un talud de tierra que, finalmente, sepultó a dos personas, cuyas identidades están por establecer.

De otra parte, en Liberia Baja, en el municipio de Viotá, a 86 kilómetros de la capital, las labores de rescate adelantadas durante la mañana permitieron hallar un nuevo cuerpo perteneciente a la familia de cinco miembros, cuya vivienda se llevó la avalancha. Con el rescate de este cadáver, se elevó a tres los cuerpos recuperados de este hogar.

El Gobernador aseguró que la búsqueda de los desaparecidos se mantendrá hasta dar con ellos; así mismo, expresó su solidaridad con los familiares de las víctimas de esta tragedia: “Toda nuestra solidaridad y todo nuestro respaldo con los familiares de las personas que perdieron la vida en estos hechos trágicos”.

Apoyo con maquinaria

En otro frente de la atención de la emergencia, el Gobernador manifestó que para garantizar el abastecimiento de agua potable a los habitantes de Liberia Baja -en donde el acueducto fue destruido por la avalancha- ordenó el desplazamiento de carrotanques con agua potable. También desplazó equipo para la reparación del acueducto.

Así mismo, para ambas municipalidades, envió ayuda humanitaria, maquinaria pesada y cuadrillas para el arreglo de las vías y la remoción de escombros.

De otra parte, García Bustos dijo que la Administración Departamental trabaja en la reparación de los daños que se presentan en más de 90 vías secundarias, terciarias y corredores viales principales. Finalmente, hizo un llamado a las comunidades que viven en zonas de riesgo, tanto en laderas como en cercanías a ríos y quebradas, a que atiendan los llamados de los organismos de socorro y faciliten su reubicación a lugares seguros. “Seguimos en alerta, no hay que bajar la guardia”, advirtió el Mandatario.

No hay comentarios