publicidad

De su interés

“Sembramos conciencia para cosechar alimentos”

No hay persona alguna que ponga en consideración la calidad de los alimentos que lleva a su boca, todos deseamos consumir alimentos de buena calidad, esta palabra encierra diferentes características que deben tener los alimentos que consumimos, el nivel nutricional, alimentos libres de residuos de pesticidas, alimentos agradables al paladar , así como la certeza de tenerlos en nuestra mesa a pesar de las circunstancias como pandemias, guerras, desempleo o inflación hacen que reflexionemos si verdaderamente la sociedad está siguiendo el camino adecuado.

Vemos con tristeza la incapacidad de los gobiernos, entidades internacionales que llevan años intentando hacer algo por la seguridad alimentaria del planeta con resultados infructuosos, esto se debe a las circunstancias sociales, las climáticas están en constante cambio lo que provoca situaciones desfavorables en muchos lugares del mundo.

Las personas con mayores recursos pueden obtener no solo alimentos de buena calidad al poder pagar por ellos, si no también gran diversidad de estos. Hoy día esto es posible aun para las clases menos favorecidas, y es allí donde A la huerta pretende tener incidencia con el cumplimiento de sus objetivos, no solo en la producción de alimentos sino también en la educación ambiental.


Para la zona de influencia de A la huerta que corresponde al alto magdalena y principalmente el municipio de Tocaima encontramos como las administraciones centran sus esfuerzos en el desarrollo del sector turístico, desplazando así otros sectores que son de vital importancia para el desarrollo laboral, social y formativo de las personas, ya que la mayoría de actividades giran en torno a este renglón que provoca que un porcentaje altísimo de jóvenes tenga que migrar a la ciudad de Bogotá buscando circunstancias menos adversas y más diversas en los cuales puedan desenvolverse.


No concebimos este proyecto con propósitos utópicos de convertir a Tocaima o sus alrededores en una despensa agrícola sino como una alternativa que permita a todas aquellas personas que lo deseen mejorar su calidad de vida a través de la producción de parte de sus alimentos.

Con nuestro lema “sembramos conciencia para cosechar alimentos” no pretendemos dar solo información de cómo hacerlo, en torno a las huertas urbanas pretendemos crear espacios de reflexión que logren sensibilizar, incentivar y guiar a las personas para que establezcan huertos urbanos construyendo así una sociedad más equitativa en torno a otro ámbito diferente al turístico, cambiando de esta forma el comportamiento insensible que tenemos hacia lo que representa la seguridad alimentaria de cada familia. A asumir la responsabilidad individual de nuestro propio bienestar sin esperar que otros lo hagan por nosotros.

A la huerta es consciente de la gran cantidad de espacios urbanos con los que cuenta la población de Tocaima que en este momento no están siendo aprovechados y que podrían estar generando espacios de recreación, esparcimiento y bienestar para diferentes sectores de la población, personas de la tercera edad, jóvenes con discapacidad, y población en general pueden comenzar a realizar una actividad tan gratificante cuyo origen solo podría venir de la mano de Dios cuando lo dispuso para el hombre al ponerlo en un huerto para que lo labrara y lo guardara.

Hace dos años iniciamos este viaje en uno de esos espacios desaprovechados con 50 metros cuadrados, hoy nos encontramos en un espacio de más de 400 metros cuadrados que es el espacio trasero de una casa de la población, no pensando solamente en lo que vamos a producir sino en aprender para enseñar, observando con atención como lechugas, acelgas, tomates, cebollas, zanahorias, cilantro y pepinos, solo por mencionar algunos prosperan, aromáticas y culinarias como la albahaca, tomillo, laurel o romero crecen y nos brindan sus fragancias y deliciosos toques exquisitos al paladar en un patio trasero que en otro tiempo producía solo maleza y ocasionaba solo gastos de mantenimiento.


Junto con el conocimiento que brindamos con referencia a la huerta contamos con un espacio adicional construido en su mayoría con materiales reciclados en donde abordamos temas de relevancia en cuanto a la educación ambiental ofreciendo para ello talleres, cursos y además recreación para que las familias puedan traer sus niños y bajo el manto de la sombra disfrutar del columpio, rodadero y además la tirolesa.

A la huerta está abierta a instituciones educativas que quieran brindar a sus estudiantes una actividad educativa, lúdica medioambiental fuera del aula de clase, tenemos un horario de atención de lunes a sábado de 8:00 am a 1:00 pm u horarios especiales concertados con cita previa. Ya que perseguimos objetivos sociales cobramos un pequeño importe dependiendo de la actividad que se realice con el fin de obtener recursos que ayuden a cumplir nuestros objetivos.

Información: Ing. René Vega Silva

Cel: 3144426865- 

No hay comentarios